domingo, marzo 02, 2008

PINOCHO


Algo duele
el cuerpo que rechina
la piel oxidada

Quizás tenga
algún cable roto
algún bombillo quemado

Quzás
tan solo sea los sueños
que me abandonaron

2 comentarios:

La Gata Insomne dijo...

a ti no te abandonan los sueños,
te puedes quejar de que sean pesadillas, pero de que sueñas, sueñas

besos
Pinoccio

vestir la sombra dijo...

Los sueños son los iluminan todo lo que piensas