domingo, marzo 30, 2008

ACTEÓN

Llegas como una llama
un resplandor que sacia
mi sed

Pero también llegara el día
con sus ladridos
con sus fauces

2 comentarios:

La Gata Insomne dijo...

Ayy!!! La venganza de la virgen

A un gusto como ese, se paga con la vida, pero fuiste bendito

besos

râga dijo...

nunca se sabe...

mi psicoanalista dice que no debemos esperar lo peor... no sé.

dos besos!