sábado, abril 12, 2008

SIN NADA

A veces
la soledad es tan grande
que se comienza a hablar con las paredes
a acariciarlas, tocarlas

Para que la soledad calle
o por lo menos no duela

2 comentarios:

Akinogal dijo...

See Please Here

La Gata Insomne dijo...

no duela

ya es algo...


mis paredes son rugosas.... prefiero la lisa soledad!!


besos